como limpiar un edredon de plumas
Hogar

Cómo Puedes Lavar un Edredón de Plumas en la Lavadora

Cuando adquirimos un edredón de plumas, lo que más nos preocupa es qué haremos para lavarlo cuando llegue el momento; lo menos que queremos es que la inversión que hicimos para nuestro confort se vaya al caño si llegamos a dañar el edredón mientras lo lavamos; por otro lado, las lavanderías pueden llegar a ser bastante costosas y es algo engorroso llevar el gran edredón hasta el local, sobre todo si nos queda lejos. Por todos estos factores es posible que nos preguntemos, ¿puedo lavar mi delicado edredón de plumas en la lavadora? Y si es así, ¿cómo? Pues en este post te explicamos eso y más, así te aseguras de cuidar tu adquisición, para que se mantenga esponjoso y suave, siempre como nuevo.

¿Con qué Frecuencia Debo Lavar un Edredón de Plumas?

Aunque algunos fabricantes establecen el período de lavado cada 3 o 4 años, lo recomendable es una vez al año. Manteniendo una buena higiene en tu edredón, este período será suficiente. Lo usual es que se cubra con una funda, las cuales vienen en muchos diseños, para todos los gustos; estas fundas las puedes lavar semanalmente, como haces con el resto de tu lencería de cama. En el caso de los edredones de plumas, normalmente su uso se limita a las temporadas frías ya que te mantienen calentito y son bastante ligeros; pero el resto del año se mantienen guardados, por eso es muy importante que cuides su limpieza, para evitar que los ácaros se acumulen en tu edredón de plumas; para esto lo puedes lavar con el cambio de temporada.

Cómo debes Lavar un Edredón de Plumas en la Lavadora

Lo primero que debes revisar es la etiqueta de tu edredón, ya que contiene información importante para su lavado; fíjate si lleva la indicación de que es apto para lavado a máquina y también la temperatura máxima que soporta (aunque lo mejor es utilizar agua fría). Examínalo bien para ver si tiene algún agujero por el cual se le puedan salir las plumas durante el lavado.

En cuanto al detergente, asegúrate de que sea para ropa delicada, al igual que el ciclo de lavado que escojas; una vez terminado el lavado, revisa que no queden restos de detergente, si es necesario haz otro ciclo de enjuague. Debes asegurarte de que tu lavadora sea lo suficientemente grande como para que el edredón quepa sin necesidad de forzarlo; si debes apretarlo para que entre completo, lo mejor es desistir de esa opción pues necesitas una lavadora más grande; si no tienes esto en cuenta, dañarás tu preciado edredón de plumas. Una técnica que es bastante común es colocar en la lavadora junto con el edredón 3 o 4 pelotas de tenis, las cuales golpearán al edredón mientras dan vueltas, ayudando a que las plumas se mantengan bien distribuidas.

Cómo debes Secar un Edredón de Plumas

Es normal que el edredón salga algo duro y arrugado de la lavadora, debido al agua que han absorbido la tela y las plumas, así que no te alarmes por eso. Una vez el lavado está completo, tienes dos formas de secarlo:

Con Secadora

Igualmente, debes tener una secadora con la capacidad de carga suficiente para tu edredón y colocar las pelotas de tenis. Coloca el ciclo a temperatura media o baja para que no sea muy abrasivo.

Al Aire Libre

Solo es recomendado si tienes espacio donde colocarlo fuera de la casa y hace bastante calor y sol (en verano). Lleva más tiempo que la anterior y un poco más de esfuerzo. No permitas que el sol le pegue tan fuerte y directamente pues puede estropearlo; lo debes colocar en horizontal, puede ser sobre una mesa, para que las plumas no se acumulen en algunas zonas; dale vueltas cada cierto tiempo, así poco a poco las plumas se irán distribuyendo uniformemente.

Independientemente del método que hayas usado para secarlo, asegúrate de que esté bien seco antes de utilizarlo o guardarlo. Estamos seguros de que con estos consejos, tu preciado edredón de plumas tendrá una larga vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *