piscinas cubriland
Hogar

Diferentes soluciones de climatización para una piscina

Actualmente, existe una amplia gama de sistemas climatizadores disponibles para piscinas. La inversión es rentable, ya que nos permite el uso de este lugar en épocas de invierno, algo que de otro modo sería imposible.

Pero debemos elegir con cuidado, dado que el presupuesto no es el único criterio de selección. También es necesario que tengamos en cuenta el volumen de agua a calentar, y si es posible, optar por la alternativa más ecológica posible.

¿A quién contactar?

Aunque ya tengamos una idea bastante precisa, es mejor conocer la opinión de un experto en el sector. En cubriland.com conocen perfectamente todos los sistemas de calefacción, su potencia, su coste y su rendimiento. También pueden asesorar a su cliente sobre el modelo que mejor se adapte en función de la orientación, volumen, el clima local y la duración del uso.

Cada piscina requiere su propio tipo de sistema de calefacción

No todas se pueden calentar de la misma manera. Por tanto, debemos elegir una solución de calefacción en función de las siguientes opciones:

  • El tipo de piscina: enterrada, semienterrada, elevada.
  • La superficie y el volumen de agua a calentar.
  • La región geográfica en la que nos encontremos.
  • La disposición: cubierta, intemperie.

Por supuesto, también es necesario tener presente el presupuesto que se destinará a la solución de climatización de la piscina. Aunque muchos de nosotros buscamos ahorrar, un sistema caro puede finalmente resultar mucho más rentable después de unos años que un sistema de calefacción más barato, pero que consuma mayor cantidad de energía. 

Distintos modelos de climatización

Aquí están los principales sistemas ofrecidos por los especialistas de Cubriland.

El calentador

Se trata de un sistema eléctrico compuesto por una resistencia y un termostato. Se instala directamente en el dispositivo de filtración y se puede mantener fácilmente. Permite elevar rápidamente la temperatura del agua.

Es adecuado para todos los presupuestos, ya que es una de las opciones más económicas. Por otro lado, cuanto más grande sea la piscina y menor sea la temperatura exterior, mayor será la energía que consuma para funcionar. Por tanto, es un método recomendado para piscinas con poco volumen de agua.

Aparte, para evitar un aumento en la factura de energía, se recomienda utilizar el calentador de vez en cuando y cubrir la piscina todas las noches, para evitar el enfriamiento excesivo del agua. En Cubriland se pueden encontrar cubiertas que se adaptan a todas las piscinas, ya sean fijas, móviles, altas o bajas, cuentan con una amplia variedad de modelos.  

La bomba de calor del aire

Éste es el sistema de climatización más popular, funciona con electricidad y capta la energía calórica del aire para calentar el agua. Permite que cada persona ajuste la temperatura de acuerdo a su preferencia, independientemente del clima. 

Existen diferentes modelos, tales como:

  • Inverter, con excelente rendimiento, recomendada para grandes piscinas.
  • La bomba de calor vertical Inverter, con la que no se percibe sensación de tiro porque evacua el aire frío desde arriba.
  • El mini CAP, se recomienda para piscinas pequeñas, porque calienta un reducido volumen de líquido.

La bomba de calor consume hasta 8 veces menos electricidad que el calentador. Hay que tener en cuenta que es un dispositivo relativamente caro, debe ser instalado y mantenido regularmente por un técnico cualificado. Sin embargo, a largo plazo, no nos arrepentiremos de la inversión. 

Todos los especialistas coinciden en un punto: el mejor método es la bomba de calor.

Calefacción solar

El agua pasa a través de colectores o absorbedores de energía solar, por tanto, es un sistema sostenible y económico. Esto hace que el dispositivo sea eficiente, ya que permite aumentar la temperatura del agua de 5 a 10°C, siempre y cuando haya suficiente luz solar. Sin embargo, en comparación con la calefacción eléctrica, el aumento de la temperatura es más lento.

Intercambiadores de calor

Este dispositivo debe instalarse al construir de la casa, ya que aumenta la temperatura del agua mediante el sistema de calefacción de la vivienda, ya sea eléctrico, una calefacción central de gasóleo, una caldera de gas o una bomba de calor.

Tan pronto como se conecta a un potente sistema de calefacción doméstica, ofrece un rápido aumento de la temperatura. Se trata de una opción que ahorra espacio y que preferiblemente debería conectarse a un sistema de climatización innovador, ecológico y económico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *