Descanso

Echarse la siesta en una cama o en el sofá, ¿Qué es mejor?

Has estado sentado en el sofá viendo televisión o leyendo un libro, pero tus ojos se están poniendo pesados. Te estiras para ponerte en una posición un poco más relajada y, antes de darte cuenta, todo tu cuerpo se siente muy pesado, sintiendo la fuerza del sueño. Miras tu reloj y ves que tienes tiempo para dormir una siesta. Puedes ir a tu habitación, pero te sientes tan cómodo en el sofá que simplemente cierras los ojos y te quedas dormido. Sigue leyendo para descubrir las consecuencias de quedarte dormido en el sofá, tal vez no te queden ganas de volver a hacerlo.

Los sillones son campos de cultivo para las bacterias

Debido a que tus hijos seguramente les gusta comer bocadillos mientras miran caricaturas en el sofá o que hayas invitado a un grupo de amigos para pasar el rato y ver el juego, es muy probable que el sofá no sea el mueble más higiénico de tu hogar.

Piensa en todas las personas que se sientan en su sofá de manera regular. Ahora piensa en dónde estás recostando tu cabeza cuando tomas una siesta en el sofá. Bastante asqueroso, ¿verdad?

Descansarás mejor en tu cama

No solo dormir en tu cama te ayudará a evitar innumerables gérmenes y bacterias, sino que también descansarás mejor allí. Básicamente, cuando te duermes en el sofá de la sala de estar, lo más probable es que te quedes dormido frente al televisor, así como la caja de cable, el módem de internet y otros aparatos electrónicos.

Todas esas fuentes de luz trabajan juntas para mantenerte parcialmente despierto. Por lo tanto, si te quedas dormido en el sofá frente a todos ellos, es menos probable que te despiertes de tu siesta sintiéndote renovado y descansado. Lo más seguro es que te despiertes más estresado que antes de quedarte dormido.

La superficie ideal para dormir mantiene apoyado tu cuerpo en cualquier posición en la que te guste dormir. Eso significa permitir que tu cuerpo descanse en una alineación neutral y saludable desde tu cabeza hasta tus talones. Si la superficie es demasiado blanda o demasiado dura (que generalmente es el caso de un sofá), quedará desalineada la columna vertebral, por lo que es más probable que te despiertes con dolores y molestias.

Ese sofá blando es terrible para tu espalda y cuello

Los sofás están diseñados para sentarse cómodamente y descansar. Como resultado, son muy suaves, lo cual es genial para ver una película pero terrible para dormir. Esos cojines blandos no sostendrán tu columna vertebral  y es más que probable que te despiertes con dolor en el cuello o la espalda, incluso si solo pasas unos minutos intentando atrapar algunas Z.

Si tu colchón no es lo suficientemente tentador como para hacer que quieras abandonar el sofá al querer tomar una siesta, es posible que desees revisar algunas otras opciones de colchones confortables disponibles en el mercado.

Encuentra una opción intermedia entre el sofá y la cama para tomar tus siestas

Algunos especialistas recomiendan tomar una siesta en un lugar distinto a  la cama, debido a que existen menos probabilidades de quedarse dormido demasiado tiempo. Sorprendentemente, un buen lugar para tomar una siesta puede ser una hamaca si tienes una. Un estudio suizo descubrió que las personas se dormían más rápido y dormían más profundamente en una hamaca. El mismo movimiento de balanceo que adormece a los bebés para dormir también hace maravillas para los adultos. Puede usar una máscara para dormir para eliminar la luz de su humilde casa colgada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *