Decoración

Ideas para decorar usando elementos de colección

Música, juguetes, joyas, cuadros, chapas, coches, todos estos elementos pueden despertar en las personas distintas emociones, por lo cual, muchas personas buscan reunirlos en grandes cantidades como elementos afines, ya sea por temática, colores, formas o función, y crean así colecciones personalizadas.

Las colecciones pueden ser aprovechadas para decorar y personalizar ambientes si se utilizan como punto focal en una estancia, ya que ayudan a resaltar la paleta de colores de la pintura utilizada y crean un ambiente relajado al convertirse en un tema de conversación para propios y visitantes.

Cuadros como elementos decorativos

Este espacio permite desplegar una buena cantidad de elementos como los relojes, cerámicas, muebles antiguos o cuadros decorativos para comedor. En el caso de los cuadros, son uno de los recursos de mayor vistosidad, ya que se presentan en diferentes formatos, temáticas, técnicas, estilos, tamaños y colores.

Una forma de utilizarlos es escoger una sola pieza grande, siempre y cuando el espacio disponible lo permita, con una temática agradable, a gusto del dueño de la casa y con colores que complementen el resto de la decoración. Que se convierta en un imán que atraiga todas las miradas y sea la principal atracción de todo el que entre por primera vez a esa estancia.

Otra técnica consiste utilizar tres cuadros, con un solo tema desarrollado en los tres soportes, un solo estilo, dibujo y gama de colores, todo al estilo de un tríptico, el cual se colocará en el centro de la pared ante la mirada de todas las personas. Finalmente se pueden escoger una gran variedad de cuadros pequeños y medianos para distribuirlos en todo el espacio de la pared, para crear algún patrón visual atractivo.

También en la recámara principal

En este espacio tan íntimo, las colecciones son más significativas, con temáticas muy relacionadas con el carácter del coleccionista. En el caso de los cuadros, los temas generalmente se refieren a elementos que crean un ambiente de relajación o mantienen vivos los recuerdos familiares, o rememoran experiencias gratas como los viajes. También existen cuadros decorativos para recamara que buscan la reconexión de la pareja e invitan a la meditación, los valores de la familia y otros temas del mismo estilo.

En este caso particular, la cantidad también debe ser tenida en cuenta, por eso de que a veces “menos es más”. Se refiere a mantener, a pesar de ser una colección, una cantidad pequeña de artículos, lo que se busca es crear un ambiente funcional con una decoración que invite al descanso y a la relajación.

Elementos publicitarios en la decoración

No es nada nuevo tener cuadros, pósters o esculturas que representan elementos que fueron o aún son objetos de marketing.

Las chapas como medio publicitario están presentes en el mercado desde la década de los ochenta, y aún hoy, generan elementos gráficos ideales para el marketing, la publicidad y la promoción de espacios e ideas. 

Por ser un medio económico, versátil y llamativo, hoy en día sigue teniendo vigencia, con la añadidura de que al ser tan popular, cuenta con todo el potencial de ser coleccionable. Tanto las chapas antiguas publicitarias, así como las chapas personalizadas pueden utilizarse como motivos o complementos en la decoración moderna de espacios.

Presentes en estuches de exhibición, colocadas en cuadros, imantadas en las puertas del refrigerador o colocadas ordenadamente en alguna mesa o mueble, sus gráficos, logotipos y tipografías, son motivo de inspiración para ambientar cualquier lugar de la casa o la oficina, algo que va más allá del destino publicitario para el que fueron concebidas.

Consultar a los profesionales

Puede ser que se tenga una colección muy pequeña, que apenas se haya empezado a organizar, o que simplemente, nunca se tenga suficiente material de algo bueno y se necesite encontrar artículos nuevos que hagan crecer los números. 

En cualquier caso, consultar con los expertos de una tienda de coleccion, permitirá encontrar nuevos modelos, revisar la calidad y el precio, así como conocer otros aficionados y sus colecciones, con el fin de conocer la historia, características y obtener la oportunidad de adquirir un nuevo elemento que siga haciendo crecer el número de piezas, pero a la vez, que haga crecer también el valor y prestigio de la colección personal.

Conocer personal especializado en colecciones nunca está de más, ya que pueden ofrecer información sobre éstas mediante varios catálogos, así como también muebles especiales como vitrinas, estantes y mesas, todos especialmente diseñados para desplegar y exhibir la atesorada colección. Todos estos muebles permiten colocar las colecciones en un sitio seguro, donde se mantendrán completas las colecciones, alejadas del polvo y de manos que podrían poner en riesgo la integridad de las piezas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *